Noticias

Nueva cláusula suelo para proteger a la banca

No Comments

La cláusula suelo sigue siendo un problema para los usuarios de banca. Los juzgados de España están saturados con las demandas para eliminar estas cláusulas abusivas. Ahora, con el Euribor más bajo que nunca, hay que sumar otro problema: los bancos no quieren pagar por sus hipotecas.

Un nuevo tipo de cláusula suelo

Las entidades bancarias están modificando sus contratos y sus hipotecas para introducir un nuevo tipo de cláusula suelo. La cláusula cero, pretende proteger a la banca de las tremendas bajadas del Euribor que ya se sitúa en números negativos.

Con esta acción, los bancos pretenden protegerse de continuas bajadas que superarán los diferenciales y que les obligarán a devolver dinero a sus clientes.

Por suerte para los bancos el actual porcentaje negativo no es aplicable, pues el diferencial marcado por las entidades todavía supera dicho porcentaje. Sin embargo, las entidades bancarias temen que el BCE siga con sus políticas expansionistas y las continuas bajadas «se coman» ese diferencial, obligándolas a devolver dinero a los usuarios.

La banca siempre gana

Para prevenir este escenario, las entidades bancarias están revisando sus contratos y metiendo nuevas cláusulas suelo. Esta vez a un 0%, con lo que blindarán a las entidades de las bajadas del Euribor.

El problema es que muchas hipotecas tienen diferenciales muy pequeños —del 0,3 o del 0,15%—, por lo que, de seguir el panorama actual, pronto tendrán que devolver dinero a sus clientes.

Esta situación ha sido imprevisible. Las asociaciones de usuarios contemplan varios problemas: por una parte las hipotecas ya creadas, que sí podrían llegar a ser negativas y por otra, las que están por crearse y que se verán blindadas ante este tipo de bajadas.

Las entidades bancarias, por su parte, señalan que no sería natural, «ni legal», que el usuario recibiera remuneración a cambio de un préstamo.

El mayor problema al que se enfrenta todo el sector es la falta de un marco legal que defina este problema. Establecer un mínimo cero es lo mismo que imponer una cláusula suelo, una práctica que ha sido declarada abusiva por el Tribunal Supremo. Aunque fuesen claras y estuviesen bien explicadas, para ser legales deberían tener un techo equilibrado con el suelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 2 3 4 5