Preferentes Bankia

Las preferentes de Bankia con guión

No Comments

En una nueva sentencia, el juzgado número 6 de Madrid anula la colocación de unas preferentes de Bankia y señala que existió un guión que siguieron los trabajadores de la entidad para colocar estos productos. Hecho que reconocieron los propios trabajadores de la entidad.

Las preferentes de Bankia vendidas con guión

Durante el juicio de anulación, la comercial de la entidad afirmaba no recordar si llamó al cliente o si facilitó la información contractual. Asegura que actuó, como todos sus compañeros, siguiendo el guión que les marcaba la entidad.

Dicho guión consistía en unas directrices para colocar el producto. Camuflándolo como inversión segura y, una vez aceptado por el cliente, enviarle un test de conveniencia con las respuestas ya marcadas y en el que no se revelaba información relevante o de valor.

Esta práctica se sistematizó. La entidad se dedicó a comercializar este tipo de productos entre clientes con un perfil ahorrador. Sin realizar tests y sin explicar la realidad del producto. El único de la venta fue capitalizarse.

El juez señala que era obvio que la entidad arrastraba problemas de solvencia y que lanzó las preferentes de Bankia con el único fin de poder capitalizarse de nuevo. Todo eso revela que hubo un plan trazado para colocar estos productos.

El consentimiento dado por los clientes no debería ser válido ya que de entrada el mismo nombre de los productos «acciones preferentes de Bankia» ya resulta complejo y es fácil que nos lleve a equivocación, pues parece un producto destinado a clientes preferentes, cuando no es así.

En la fase de información se incumplieron los estándares de información. Los tests de conveniencia aparecían con las respuestas marcadas por ordenador y nunca se explicó al cliente la verdadera naturaleza de lo que estaba contratando. Las preferentes aparecían como productos de inversión seguros y sin riesgos, algo que no era real.

Bankia y la deuda subordinada de Caja Madrid

No Comments

El Juzgado de lo Mercantil número 7 ha condenado a Bankia a devolver a los clientes minoristas su inversión en una emisión masiva de deuda subordinada de Caja Madrid. El juez ha anulado la venta de deuda subordinada por falta de transparencia en las condiciones generales de los contratos de venta.

Anulación de deuda subordinada de Caja Madrid

Esta sentencia da respuesta a una demanda colectiva en la que se denunciaba la deficiente labor de arbitraje que Bankia ejerció sobre los afectados por la venta de deuda subordinada y que dejó fuera a más de 55.000 afectados.

La sentencia no es firme y desde Bankia ya se ha comunicado que se presentará recurso. Según los directivos de Bankia, todos los que no acudieron al arbitraje están ganado dinero, pues tras la quita del 10% y la subida de las acciones en 2013 y 2014, los valores han subido.

Las «subordinadas» son productos de renta fija a largo plazo que se han estado vendiendo como productos bancarios de alta rentabilidad. Aunque la verdad es que son productos de alto riesgo y de una liquidez muy baja.

En la sentencia se apunta sobre todo a la transparencia de la orden de venta de la deuda subordinada de Caja Madrid. La orden no era lo bastante clara, a pesar de saber que afectaba a miles de clientes y que la mayoría no poseían conocimientos suficientes para entender lo que estaban adquiriendo.

Se señala que, en el estudio previo a la adquisición, se realizaron algunas preguntas generales, y muchos estaban llenos de respuestas vagas e imprecisas, que no son suficientes para demostrar que se entendió el producto contratado.

Se señala también que son preguntas generales y que, de ninguna forma, se redactaron o fueron pensadas para ser respondidas de forma individual. En este sentido, el juez señala que no se informó de los riesgos del producto que se estaba contratando.

Transparencia en la venta de deuda subordinada

El conocimiento de los clientes no fue suficiente ya que, de entrada, en el folletín de venta aparecía la palabra «depósito». Esto llevaba a los clientes a pensar que estaban adquiriendo un depósito y no realizando una inversión en valores.

El juez se sustenta en la falta de transparencia para anular los contratos de compra de la deuda subordinada de Caja Madrid. Esta no es la primera sentencia en esta dirección, la Audiencia Provincial de La Rioja, ya emitió una sentencia similar, en la que también se apoya el juez para dictar esta sentencia.

El arbitraje de las preferentes costará 800 millones al Estado

No Comments

El escándalo de las preferentes, sumió a la banca en una batalla legal que están condenada a perder. Día a día, nuevas sentencias en las que anulan la venta de deuda subordinada, surgen en los juzgados españoles.

Las preferentes de Catalunya Caixa y el arbitraje

La nueva sentencia del Tribunal Supremo sobre las participaciones preferentes de CatalunyaCaixa pone en jaque, de nuevo, al sector bancario.

Además, en este caso se abre una peligrosa puerta que pone en peligro el dinero de los contribuyentes. Si los afectados por estas acciones, que todavía no han recuperado el dinero, acuden al arbitraje el coste para el erario público puede ser de hasta 800 millones de euros, algo que se derivaría al dinero destinado a los arbitrajes.

Este fallo del Alto Tribunal echa por tierra todos los arbitrajes hechos hasta la fecha. La sentencia choca frontalmente con todas las premisas compartidas por las entidades financieras afectadas.

Esta premisa consistía en que los clientes con mayor patrimonio e inversiones en otros productos complejos eran conscientes de los riesgos y por tanto, resultaba improcedente devolverles el dinero.

Sin embargo, con la nueva sentencia, el Tribunal Supremo establece que el hecho de tener conocimientos bancarios y financieros o un patrimonio elevado, no anula la mala comercialización de los productos y en consecuencia, no anula el derecho de los clientes a recuperar su dinero.

Una nueva doctrina

Sería de esperar que el resto de tribunales españoles apliquen la doctrina desarrollada por el Supremo y que esto constituya una especie de efecto llamada para los afectados por este tipo de acciones.

El mayor problema es que, de ser así, el que pagaría los platos rotos de las preferentes, es decir, el que se haría cargo de la devolución de las cantidades sería el Estado. Recordamos que es el propietario del 100% del BFA, la matriz de Bankia, que absorbió el 85% de las preferentes del resto de entidades, para mejorar le trámite de la privatización de Catalunya Caixa.

En el FROB se estima que la pérdida a la que se enfrenta el Estado es de hasta 165 millones de euros, cantidad que se ha ido provisionando a lo largo de estos años, pero que puede ser causa de futuros problemas.

El engaño de las preferentes y las acciones de Bankia

No Comments

Durante la OPS de las acciones de Bankia, la entidad conocía la situación irregular en la que se encontraba y sabía que su salida a bolsa no era legal. A pesar de eso propuso a sus clientes cambiar un producto tóxico (las preferentes), por otro producto peor (las acciones de Bankia).

Preferentes por acciones

Durante este canje muchos clientes acudieron al cambio «obligados». Desde la entidad se les advertía que, de no acudir al cambio, podrían perder la mayor parte de su inversión. Algo que terminó pasando de todos modos.

A los que, a pesar de las advertencias, decidieron no aceptar el cambio se las cambiaron a la fuerza en mayo de 2013.

Ahora, después de que el Tribunal Supremo haya sentado jurisprudencia contra la salida a bolsa y la venta de acciones de Bankia, la entidad se ha apresurado a salir al paso de todas las posibles reclamaciones judiciales y ofrece una especie de acuerdo amistoso. Mediante este acuerdo los clientes recuperarán el 100% de su inversión, pero solo al 1% de interés, algo que sigue siendo una pérdida, pues mediante juicio se podrá recuperar el 3 o el 4%.

Este acuerdo, tal y como señalamos la semana pasada en Sin Cláusulas, puede rellenarse en su página web o acudiendo en persona a las oficinas de la entidad. Como detallamos en nuestra guía, si acudimos a la opción que nos ofrece Bankia podemos perder, en algunos casos, hasta 5.000 euros en intereses que, por ley, nos pertenecen.

Excluidos de las acciones de Bankia

Bankia se ha reservado un par de ases en la manga. Con la previsión de un desembolso tremendo, la entidad bancaria se ha reservado una especie de «derecho de admisión» y ha dejado fuera de la devolución voluntaria a muchos afectados.

En primer lugar, no tendrán acceso a esta devolución voluntaria todos los clientes que adquirieron las acciones de Bankia en mercados secundarios, es decir, los que las compraron a otros clientes tras la OPS.

Pero la exclusión más flagrante es la de los usuarios que se vieron afectados por el canje obligatorio de productos híbridos de 2012 y 2013. Es decir, aquellos usuarios que vieron cambiadas a la fuerza sus preferentes y deuda subordinada por acciones de Bankia. Estos han sido excluidos del proceso de devolución voluntaria, por lo que, de querer recuperar su dinero, deberán hacerlo por vía judicial, algo que les beneficiará pues recuperarán mayor cantidad de dinero.

Según palabras de la misma entidad, Bankia ha decidido excluir a este grupo de afectados porque ya se les ofreció una posible solución mediante el arbitraje que se inició en 2013.

Grandes pérdidas en inversión

Los inversores perdieron entonces hasta el 70% de su inversión como consecuencia de la “quita” que tuvieron que asumir en el cambio de un producto por otro.

La entidad jugó con sus clientes mediante la trampa de tentar a los inversores a cambiar un producto complejo y sin liquidez como las preferentes, por otro líquido como las acciones.

En cualquier caso, si usted es uno de los afectados por la venta de acciones de Bankia, la mejor opción —a menos que la cantidad invertida sea realmente baja— pasa por la acción judicial ya que, mediante juicio, podrá recuperar mucho más dinero gracias a los intereses legales.

Bankia deberá devolver el dinero de las preferentes a una jubilada

No Comments

La Audiencia Provincial de Cádiz dictó una sentencia por la que desestimó el recurso de apelación interpuesto por Bankia contra la sentencia de instancia, confirmando la misma y condena a la entidad a devolver la cantidad de 235.200 euros a una anciana de 80 años que invirtió en preferentes. El juez obliga a Bankia a devolver lo invertido más los intereses legales y el pago de las costas del juicio. El Juzgado de Primera Instancia número 3 de Cádiz dictó sentencia hace aproximadamente un año por la que estimaba íntegramente la demanda presentada por una maestra jubilada de 80 años y condenaba a Bankia a devolverle la cantidad de 235.200 euros.

La cliente, ama de casa y jubilada, no era inversora profesional, ni tenía idea de productos financieros complejos de alto riesgo como las llamadas participaciones preferentes. En cambio, el director de su sucursal de Caja Madrid de toda la vida y la comercial, la llamaron a su casa y le dijeron que pasara por el banco por la tarde en horario fuera de oficina para ofrecerle un producto que era una maravilla, un chollo que le garantizaba un 7% de interés y que podía recuperarlo cuando quisiera. Pero en cambio no le comentaron el alto riesgo que tenía dicho producto llamado participaciones preferentes porque no otorgaban participación en la capital social de Caja Madrid, ni tampoco eran preferentes, todo lo contrario, en caso de concurso de acreedores, el orden de prelación de cobro estaba por detrás del bono basura, osea, el nivel más bajo.

La clienta tenía depositado su dinero en una cartilla de ahorro y la convencieron para que lo invirtiera en preferentes; sin decirle que obedecía a una campaña a nivel nacional para reforzar el capital social de la entidad y sacar a futuro las acciones de Bankia a bolsa, como de hecho ocurrió. El caso resulta flagrante ya que llegaron a inventarse el test de conveniencia que le aplicaron.