Noticias

Negligencia por la mala gestión de carteras

No Comments

El Tribunal Supremo ha obligado a BBVA a pagar una indemnización de 66.151 euros a unos clientes por los daños y perjuicios que les causó la gestión  de un contrato de carteras. De esta forma la Sala de lo Civil del Alto Tribunal anula una sentencia anterior de la Audiencia Provincial de Guipuzkoa que estimó el recurso presentado por la entidad y confirma la dictada por el Juzgado de Primera Instancia, obligando a la entidad a pagar al cliente.

El Supremo obliga a BBVA a pagar la indemnización por el incumplimiento de un contrato al realizar una gestión defectuosa y un mal asesoramientos a través de los empleados de una sucursal.

Los demandantes firmaron con BBVA PRIVANZA, el día 7 de Abril de 2000, un contrato de gestión de carteras, con una aportación total de 90.151 euros, en el que no se especificaban las características de los valores sobre los que se iba a operar, tampoco se señaló en ningún momento el nivel de riesgo de la operación. El contrato inicial debería adaptarse a la circular 2/2000 de la CNMV con el que se aprueba el modelo de contrato-tipo.

La entidad les informó por carta de que debían acudir a firmar y que la gestión ya estaba en marcha con un perfil “agresivo”, sin embargo, a ellos nunca les preguntaron cómo querían que se gestionara dicha cartera. Años después se les dijo que no debieron haber escogido aquel perfil y se les recomendó cerrar la cartera en la que todavía quedaban 24.000 euros.

El Alto Tribunal se apoya en la sentencia del Juzgado de Primera Instancia y afirma que BBVA debería haber preguntado a los inversores por el perfil de la gestión, tal y como señala la circular del CNMV. La mala gestión y el supuesto prefil agresivo les llevó a perder casi toda la inversión, pasando de 90.000 euros a 24.000, lo que supone una gestión deficiente del producto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 2 3 4 5