Noticias

IRPH, la nueva cláusula suelo

No Comments

En Sin Cláusulas ya hemos avisado del peligro de las hipotecas con IRPH. En el sector bancario ya se las conoce como “las nuevas cláusulas suelo“.

¿Qué es y cómo me afecta el IRPH?

En las hipotecas con IRPH, igual que con las afectadas por cláusulas suelo, se impide al cliente beneficiarse de la caída histórica del Euríbor.

El IRPH es un indicador ficticio que vendieron las cajas como “más fiable y estable”. Esto supone que en la actualidad los clientes afectados están pagando de media unos 1.200 euros más al año.

Muchos afectados ni siquiera tuvieron la suerte de poder elegir. Como sucede con las cláusulas suelo, los afectados no fueron avisados de este cambio.

De nuevo, como con las cláusulas suelo, los juzgados empiezan a declarar nulas las hipotecas con IRPH por falta de transparencia y de objetividad.

¿Qué hago si tengo IRPH?

Muchos clientes acuden a un bufete de abogados pensando que tienen una cláusula suelo en sus contratos de préstamo hipotecario. Intuyen que su hipoteca no ha bajado todo lo que debería y no saben por qué, así que piensan que se debe a una cláusula suelo.

Sin embargo, la realidad es distinta y tiene poco que ver con las cláusulas suelo. Sus hipotecas, simplemente, están referenciadas con el IRPH y no con el Euríbor.

¿Cuál es la diferencia entre el Euríbor y el IRPH?

El Euríbor es el precio marcado por el que los bancos se prestan el dinero en Europa. El IRPH es el indicativo del precio al que los bancos prestan su dinero a los clientes, por lo que siempre marcará un precio mucho mayor.

Para ser más exactos el IRPH es la media del tipo de interés de las hipotecas contratadas a lo largo de cierto mes y su elaboración corre a cargo del Banco de España, con los datos que ofrecen las entidades.

Esto significa que las entidades bancarias pueden influir en este indicador, lo que lo convierte en un índice no objetivo. Así, si en un mes los bancos y cajas firman muchas hipotecas a un interés muy elevado, el indicador subirá exponencialmente y no solo ganarán más dinero con ese crédito concedido, sino con todos los que tengan en cartera en ese momento referenciados al IRPH.

Abusivo y sin transparencia

La falta de transparencia en la venta y la absoluta falta de objetividad del diferencial es el argumento que se suele usar en las demanda.

En poco tiempo este tipo de práctica bancaria que está comenzando a ganar posiciones entre los afectados por los bancos. Pues la validez de este tipo de cláusulas no puede dejarse al arbitrio de una de las partes.

Además, la falta de información por parte del banco a la hora de contratar las hipotecas, sitúa a las hipotecas con IRPH en la zona de las cláusulas abusivas. Los clientes nunca recibían información adecuada sobre cuál era la verdadera naturaleza de su índice de referencia.

Además, en 2013 el Gobierno decidió suprimir dos de los tres tipos de IRPH que existía. Ninguno de ellos resultaba favorable al cliente. Hasta ese momento había un índice entre bancos, otro entre cajas y un tercero con el conjunto de entidades financieras existentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 2 3 4 5