Noticias

Desahucio por negligencia bancaria

No Comments

La Audiencia Provincial de Guipuzkoa ha condenado al Banco de Santander por el pago de unas letras falsificadas a una mujer que posteriormente fue condenada por falsificación, el pago de estas letras de cambio perjudicó a una familia que llegó a estar amenazada de deshaucio por las deudas contraídas a causa de este cambio. El banco tenía conocimientos de este peculiar caso desde 2006, pero en lugar de reclamar la cantidad estafada a la causante de la estafa se la reclamaba a esta familia, obligando a firmar nuevos préstamos y buscar avalistas, por esta causa la Audiencia ha condenado a la entidad a pagar a la familia una indemnización de 72. 647 euros.

Ésta es una más de las muchas sentencias favorables al afectado, que se ha visto involucrado en un calvario judicial. La sentencia de la Audiencia Provincial todavía puede ser reclamada en el Supremo. Sin embargo, esta sentencia es un punto de inflexión, tal y como señala el afectado, han tardado diez años en recibir una sentencia que señala al banco como responsable de una grave negligencia.

El problema se originó cuando una comercial falsificó la firma del afectado, cobrando una letra de cambio por valor de 58.000 euros en el Banco de Santander. la estafadora fue condenada en 2003 a una pena de cárcel. Sin embargo, el Banco de Santander no quiso saber nada de la estafa y le reclamaba a él los 58.000 euros a pesar de que las autoridades habían confirmado ya la estafa.

En su sentencia el magistrado asegura que el banco no adoptó los controles adecuados ni verificó la identidad de la persona que descontaban las letras, que fueron falsificadas con el fin de estafar al afectado.

La audiencia recuerda que se le ofreció a la entidad bancaria la opción de personarse en la acusación contra la estafadora con el fin de recuperar el dinero, pero que Banco de Santander declinó el ofrecimiento. Es una grave negligencia la que Banco de Santander ha tenido con el afectado, ya que pudiendo reclamar el importe a la estafadora prefirió reclamarlo al estafado sin tener en cuenta las circunstancias ni los hechos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 2 3 4 5