Estafas bancarias

Nueva estafa con los bonos convertibles

No Comments

Algunas plataformas de clientes afectados por las preferentes están poniendo sobre aviso a las autoridades y a los usuarios de banca sobre una nueva estafa que han estado llevando a cabo las entidades bancarias desde hace un tiempo. Se trata de los bonos subordinados, más conocidos como bonos convertibles.

Algunos afectados por este tipo de productos tóxicos se han estado concentrando frente a las sedes de las entidades bancarias, como ya hicieron cuando se luchaba contra las preferentes exigiendo que se les devuelva el dinero que se les estafó. Los bonos convertibles no son un mal menor, se calcula que hay muchos clientes que han visto comprometido su dinero en este tipo de productos.

Un cálculo realizado por las plataformas de afectados cifra en 40 millones de euros las pérdidas en bonos convertibles, solo en Galicia. Banco Popular transformó los bonos subordinados en acciones de la entidad automáticamente en noviembre de 2014, lo que ocasionó unas pérdidas entre sus clientes de aproximadamente el 80% del capital invertido en los bonos subordinados.

Los afectados por los bonos convertibles se han reunido con los principales líderes de las formaciones políticas españolas con la esperanza de trasladar su problema hasta el congreso ya que están viendo, una vez más, como sus ahorros han sido expoliados sin miramientos y con engaños por las mismas entidades bancarias que ya los estafaron con las preferentes.

El problema de los productos tóxicos en Galicia ha causado graves perjuicios y pérdidas millonarias entre los clientes y usuarios de banca, las preferentes afectaron a miles de personas, tragándose hasta el 25% de los ahorros de los gallegos, unos 14.000 millones de euros cada año que eran drenados de los bolsillos de los afectados y que iban a parar a las arcas de las entidades que se enriquecían y se financiaban a costa del sufrimiento de los ahorradores.

 

Estafas bancarias que el Gobierno no quiere eliminar

No Comments

Con la crisis saltaron todas las alarmas y se destaparon las oscuras prácticas que los bancos estuvieron ejerciendo durante mucho tiempo a espaldas de sus clientes. Como consecuencia de todos aquellos desmanes, muchas familias se quedaron sin casa, otras perdieron todos sus ahorros. La lucha contra las entidades bancarias se convirtió en una auténtica revolución en toda España, ni los medios ni el Gobierno pudieron hacer oídos sordos.

Sin embargo la respuesta del Gobierno fue, como poco, tímida. En lugar de estudiar los casos a fondo e implementar una serie de acciones que eliminarán este tipo de prácticas tóxicas —y en muchos casos ilegales—, se limitaron a dar una serie de “recomendaciones” en boca del Banco de España y de la CNMV, que ni siquiera eran vinculantes, por lo que las entidades siguieron con sus malas prácticas mientras los usuarios vivían en un limbo jurídico,

Preferentes

A pesar de la avalancha de reclamaciones ganadas por los afectados y de que el mismo Gobierno las hubiese declarado como un producto complejo que fue colocado sin ofrecer toda la información necesaria para su entendimiento, siguen sin señalarlas como un producto peligroso en su escala de productos bancarios tóxicos.

Según apuntan las fuentes, no se tachará como producto de alto riesgo hasta 2016, cuando serán marcada en rojo siguiendo la escala cromática de productos de riesgo.

Cláusulas suelo

Esta condición de las hipotecas que impide a los usuarios aprovecharse de los tipos bajos del Euríbor, ha sido condenada hasta en cuatro ocasiones por el Tribunal Supremo, las Audiencias Provinciales y juzgados de lo Mercantil han emitido cientos de sentencia en su contra, pero el Gobierno sigue sin pronunciarse sobre el tema.

Tasadoras y bancos

A pesar de la existencia de leyes que exigen la independencia de las tasadoras, se sabe que durante la crisis la mayoría actuaba en favor de las entidades y que, hoy en día, muchas lo siguen haciendo.

Aunque es posible reclamar no existe una norma actual para proceder a la reclamación, por eso el Banco de España tilda de “frustrante y absurdo” el sistema actual de reclamaciones financieras ya que supone un bloqueo administrativo enorme.

 

¿Qué son los productos tóxicos bancarios?

No Comments

La crisis económica destapó las actuaciones poco transparentes de los bancos. Las entidades financieras, en tiempos de crisis buscaron recapitalizarse anteponiendo su propio interés al de sus clientes, fue así como proliferaron los llamados “Productos Tóxicos bancarios”. Estos productos poco transparentes y de alto riesgo pasaron a sustituir los productos bancarios de siempre (depósitos, préstamos hipotecarios, contratos de tarjetas de crédito), provocando que muchos de ellos los contrataran engañados, pensando que estaban contratando un producto seguro y convencional.

Sin embargo la realidad es que estaban contratando unos productos complejos que sobrepasaban por mucho los perfiles de conocimiento de los clientes. La comercialización de este tipo de productos se hizo en masa, sobre todo a clientes con perfiles conservadores y ahorradores lo que llevó a muchos a perder todos sus ahorros y a demandar a las entidades, sacando a la luz el peligroso juego de éstas durante la época de crisis.

De entre los productos tóxicos comercializados cabe destacar unos pocos, por ser los de mayor incidencia:

Preferentes

Fueron valores emitidos por las entidades que no conferían derecho a voto ni a participación real en la sociedad. No tienen plazo de vencimiento y su rentabilidad está vinculada a la obtención de beneficios. Es un producto financiero de alto riesgo que ha producido enormes pérdidas entre los clientes a los que se les colocaron.

Deuda Subordinada

Títulos valores de renta fija con rendimiento explícito, que ofrecen mayor rendimiento que otros activos de deuda, pero esta mayor rentabilidad se ofrece a cambio de perder capacidad de cobro en caso de extinción y posterior liquidación de la sociedad.

Bonos y obligaciones convertibles

Un producto a caballo entre la renta fija y la renta variable, por lo que se considera un producto híbrido. Funciona como un producto de renta fija durante un tiempo, por lo que nos ofrece un interés garantizado. Recibiremos durante ese tiempo unos cupones con un interés atractivo y una fecha de vencimiento que pondremos nosotros, al vencimiento se convertirán en renta variable de la empresa emisora, por lo que pasaremos de bonistas a accionistas.

Depósitos estructurados

Dos productos en uno: un depósito clásico a renta fija que suele ser de menor plazo y otro de renta variable, que suele tener un plazo mayor, vinculado a un activo “subyacente”. Este “activo subyacente” puede ser una cartera de inversión, la cotización de una acción específica, una cesta de acciones o un índice bursátil.

Swaps

Producto complejo pensando, incialmente, para empresas y autónomos, por el que las empresas y las entidades firman un acuerdo en el que los créditos van a estar referenciados a un tipo de interés fijo durante un plazo de tiempo establecido. El clientes se asegura de estar a salvo de las subidas del Euríbor y el banco abona la diferencia, el problema viene cuando el índice baja (algo que los bancos ya sabían que iba a suceder) y es el cliente quien tiene que abonar la diferencia.

Cláusulas suelo

La cláusula suelo es una limitación al tipo de interés, de esta forma cuando el Euríbor comenzó a bajar alcanzando límites históricos los usuarios no pudieron beneficiarse ya que la entidad había impuesto un suelo de entre el 3 y el 4% a sus hipotecas. De esta formas muchas familias han estado pagando de más desde el inicio de la crisis. En algunos casos, se llega a pagar entre 100 y 200 euros de más cada mes.

Todos estos productos tóxicos han sido llevados ante la justicia, en la mayoría de ellos el Tribunal Supremo ha dictado sentencia a favor de los clientes y contra las entidades que se han aprovechado de los clientes con afán recaudatorio.

 

Nuevas malas prácticas en hipotecas

No Comments

Las Asociaciones de Consumidores y los expertos alertan del riesgo que supone el alto diferencial que aplican los bancos (3,2%), que hundirá a los hipotecados cuando el Euríbor recupere sus índices habituales. Además las entidades siguen aplicando cláusulas suelo a los contratos de préstamos hipotecarios a pesar de que han sido declaradas ilegales.

Una vez conocidas las cifras de hipotecas firmadas en julio de 2015 y que ha aumentado en un 21,8% con respecto a las firmadas en el mismo mes del año anterior, los expertos alertan sobre el gran riesgo de sobreendeudamiento que siguen sembrando los bancos en el futuro de sus consumidores. Las cifras demuestran una vez más que la banca sigue anclada en las malas prácticas y las prácticas abusivas que han acabado con los ahorros de millones de usuarios durante la crisis.

Una evidencia de este hecho es el tipo de interés medio impuesto por los bancos y que está instalado en un 3,37% a pesar de las sucesivas bajadas del Euríbor y del tipo impuesto por el BCE lo que se traduce en que los bancos españoles siguen aplicando unos diferenciales altísimos de un 3,2% toda una bomba de relojería que puede estallar en millones de hogares en cuanto el Euríbor comience a recuperar sus cifras habituales.

La disminución de los tipos de interés de los últimos años no servirán para frenar el descalabro que sufrirán las familias cuando los diferenciales recuperen sus número habituales. No será posible amortiguar las posibles subidas del Euríbor en un futuro. El índice diferencial que los bancos aplican no ha bajado durante la crisis, incluso en los últimos meses ha llegado a subir.

La alarma se extiende a los precios de las viviendas que están comenzado a subir de nuevo, con el riesgo formar otra burbuja inmobiliaria. El importe medio de los préstamos concedidos es de 104.402 euros, un 3,9% más alto que en el mes de julio de 2014 y un 8,3% superior al del julio de 2013, este camino conduce inevitablemente a otra burbuja inmobiliaria y al peligro de un mayor descalabro económico.

Cláusulas ilegales en hipotecas de nueva firma

Por otra parte y aunque ha sido declarada ilegal y nula en tres sentencias del Tribunal Supremo, muchos bancos siguen colocando préstamos hipotecarios con cláusulas suelo a sus clientes. Las demandas de nulidad siguen sumándose sin parar en los juzgados españoles, mientras tanto las entidades siguen escondiendo este tipo de cláusulas abusivas en sus contratos.

Se preparar una nueva macrodemanda que pretende liberar a más de 15.000 usuarios de la lacra que suponen este tipo de cláusulas abusivas. Mientras tanto siguen habiendo más de 2 millones de consumidores que no pueden beneficiarse de la caída del Euríbor por culpa de este tipo de suelo que restringen a un 3,5% el interés que deben pagar. Estos usuarios pagan un interés un 23% superior al que deberían estar pagando.

La eliminación de las cláusulas suelo evitará hasta 200.000 ejecuciones hipotecarias. Sin embargo se alerta de que algunas entidades como CaixaBank siguen colando este tipo de cláusulas en sus contratos de préstamo hipotecario en sus créditos de interés mixto y variable.

Además CaixaBank trata de comercializar los ilegales “clips” o “swaps” hipotecarios al ofrecer la oportunidad de constituir por determinados plazos instrumentos de cobertura de riesgo de incremento del tipo de interés.

 

¿Qué hacer con una hipoteca con IRPH?

No Comments

Después de las cláusulas suelo, el IRPH es el segundo problema que afecta a los clientes que tienen prestamos hipotecarios con los bancos. Se habla mucho de las cláusulas suelo, pero no tanto del IRPH. Hoy en SinCláusulas te contamos qué son las hipotecas con IRPH y qué puedes hacer para librarte de ellas.

¿Qué es el IRPH?

IRPH son las siglas de Índice de Referencia de Préstamos Hipotecarios, se trata de uno de los indicadores que utilizan las entidades financieras para actualizar el tipo de interés de las hipotecas de tipo variable y que, según cálculos del Banco de España, se está aplicando a un 11% de las hipotecas contratadas en nuestro país.

Se calcula mediante la media respecto a diferentes ofertas del mercado en plazo igual o superior a tres años para la adquisición de viviendas, encontrándose casi siempre (sobre todo en los últimos año) por encima del valor del Euríbor.

La publicación de la orden EHA/2899/2011, de transparencia y protección del cliente de servicio bancarios, elimina como índices válidos el IRPH Cajas y el IRPH Bancos. En la actualidad y con la eliminación de estos índices de referencia se deberá aplicar sólo el índice sustitutivo que aparezca en la escritura y de no existir un índice sustitutivo se aplicará el IRPH Entidades.

Estos cambios han dado pie a las entidad a cometer diversas irregularidades:

  • No respetar el índice sustitutivo de la escritura si éste beneficia al cliente.
  • Convertir la hipoteca de tipo variable a tipo fijo.
  • Mantener el IRPH en lugar de cambiar un tipo sustitutivo.

Índice abusivo y manipulable

El cálculo de este índice se lleva a cabo mediante una media simple de los datos facilitados por las mismas entidades respecto a hipotecas que ellas mismas conceden. Al ser una media simple en ningún caso puede reflejar la realidad del mercado ya que se tienen en cuenta los datos de todas las entidades por igual.

Los datos se envían al Banco de España que únicamente publica los datos recibidos, sin que en ningún momento se compruebe la veracidad o exactitud de estos datos por medio de otras fuentes que no sean las propias entidades. Por ello la influencia de las entidades en los datos resulta indiscutible. El índice fue declarado nulo debido a la fácil manipulación de sus datos por parte de las entidades.

En ese sentido se pronunció la Audiencia Provincial de Álava en su sentencia de 14 de noviembre de 2014, en la que señaló que: “No tiene por qué haber ocurrido, pero si todas las Cajas se pusieran de acuerdo para elevar el importe del interés que ofrecen a sus clientes, el importe del IRPH había subido también“.

Asimismo el IRPH ha sido declarado abusivo por muchos juzgados españoles, al entender que existe una falta de transparencia por parte de las entidades según lo previsto por el Supremo en su sentencia de mayo de 2013, además se considera abusivo por no ofrecer como alternativas el Euríbor o cualquier índice más beneficioso para el cliente, causando un desequilibrio entre el cliente y el banco.

¿Qué puedo hacer si tengo IRPH en mi hipoteca?

Si usted está afectado por el índice IRPH puede solicitar judicialmente la nulidad de la sentencia en la que se incluya como índice de referencia el IRPH. Normalmente conllevará su eliminación y por lo tanto la aplicación del tipo pactado que lo sustituya, así como la reintegración de las cantidades cobradas desde la firma del contrato de préstamo hipotecario.

Si se ha visto afectado por este tipo de estrategias desde SinCláusulas ofrecemos a las familias afectadas por este tipo de acciones diversas modalidades de pago, y solo cobramos cuando se gana la demanda en el juzgado. También se aplica un mejor precio en caso de realizar una gestión previa extrajudicial, donde no deberían desembolsar nada, y solo en el caso de firmar un acuerdo favorable para nuestros Clientes. Llámanos sin compromiso alguno al Teléfono de Atención al Cliente 629 879 429.

 

 

Hipotecas multidivisa un nuevo problema para los clientes

No Comments

Las hipotecas multidivisa se están convirtiendo en un escándalo parecido al de las preferentes. Pero, la denuncia no ha llegado a trascender en los medios de comunicación. Esta situación, cambiará a raíz de la primera sentencia del Tribunal Supremo sobre estos complejos productos financieros reconociendo que estamos ante productos cuyos riesgos exceden de los que tienen los préstamos hipotecarios convencionales y que las no se informa de forma adecuada sobre ellos.

Una hipoteca multidivisa parece un simple préstamo con garantía hipotecaria en el que concurre una diferencia esencial: no coincide la moneda entregada en concepto de préstamo (euros) y la moneda a la que queda indexado el préstamo en la propia escritura; normalmente yenes o francos suizos. Por este cambio, el hipotecado, que además tiene en el euro su moneda funcional (en la que percibe sus ingresos y paga sus gastos ordinarios) tendrá que pagar el contravalor en euros del importe fijado en la divisa. Que, además, variará en función de la evolución que tenga el tipo de cambio euro/divisa.

En la actualidad hay miles de ciudadanos sepultados bajo las hipotecas multidivisa. No se trata de “listillos” o “especuladores” de esos de los que se dice, de forma algo insolidaria, que “quieren duros a pesetas”, no, muy al contrario, como sucedió con las preferentes se trata de todo tipo de personas, sobre todo, funcionarios. En definitiva, colectivos completos de ciudadanos, que cuentan normalmente con sueldos y nóminas seguras pero con nulos conocimientos financieros, a los que los bancos se dirigieron para vender este producto que ha resultado ser tan tóxico como las preferentes.

El gancho siempre era el mismo. El ahorro que la hipoteca multidivisa suponía en el tipo de interés a pagar. El Libor (tipo de interés al que se referencian las divisas) rondaba por aquella época el 1%, mientras que el Euribor había alcanzado las cimas más altas de la historia, llegando a estar el 5%. El problema radicaba, en lo que los bancos no contaban. Por un lado la mayoría de los hipotecados desconocían que la fluctuación de la divisa no sólo afectaba a la cuota, sino que también impactaba en el capital prestado, así el saldo vivo en euros, que se correspondía con la cantidad prestada, se recalculaba diariamente en función de la evolución del tipo de cambio al que se hubiese indexado el préstamo.

El otro punto esencial del que tampoco se informó , fundamentalmente porque era una información que no llegaba ni tan siquiera a las sucursales, era que el euro estaba siendo muy cuestionado por los mercados y que todas las entidades financieras mundiales estaban anticipando la más que probable revalorización de las divisas que servían de referencia: principalmente el yen y el franco suizo.

Se puede afirmar que los que se hipotecaron en divisas en aquellos años lo que hacían realmente era una apuesta contra todo el mercado. Apuesta que obviamente se nos presenta como una locura si afecta a personas que sin ser expertas están viendo comprometida la vivienda en la que residen con sus familias.

Por suerte, el Tribunal Supremo ha sentado doctrina y reconoce que una hipoteca multidivisa es un producto financiero derivado muy complejo sometido a las obligaciones de información recogidas en la Ley del Mercado de Valores y que impone a los bancos la obligación de cuidar de los intereses de sus clientes como si fueran propios. Esta obligación significa que los bancos tendrían que haber informado de manera inmediata de las previsiones que había sobre la evolución de los tipos de cambio. De haber contado con dicha información ningún ciudadano en sus cabales habría aceptado suscribir una hipoteca multidivisa.

Aunque en el caso particular del juicio, el Alto Tribunal no ha dado la razón al reclamante, que parecía conocer los riesgos que entrañaban las hipotecas multidivisa, sí que arroja un poco de luz a todas aquellas familias atrapadas en una de estas trampas financieras que los bancos se han dedicado a sembrar en los pasados años.

Hipotecas multidivisa nueva estafa

No Comments

Una sentencia dictada por un juzgado de Las Palmas de Gran Canaria permite a un afectado por una hipoteca multidivisa, que ha sido declarada nula, ahorrarse más de 200.000 euros.

Tras el auge de las denuncias por las cláusulas suelo abusivas, los swaps o las preferentes, comienzan a incrementarse las denuncias por las llamadas hipotecas multidivisa, otro producto financiero tóxico que puede causar graves pérdidas a los clientes afectados.

Esta semana se ha conocido una sentencia emitida por un juzgado de Las Palmas de Gran Canaria por la cual un afectado podrá ahorrar 200 mil euros, al tener que reconvertir su deuda a la moneda europea, tras ser anulada una de estas hipotecas firmada con CaixaBank. Sentencias como ésta son cada vez más habituales y desde las asociaciones de afectados por los productos bancarios animan a seguir denunciando.

La hipoteca multidivisa está basada en que el cliente recibía un préstamo para comprar su casa, a cambio de que invirtiera ese dinero en moneda extranjera, yenes o francos suizos, generalmente. “¿Y con qué lo garantizabas? Con tu casa. Si tu inversión iba mal, te quedabas sin casa y con una deuda”, explican algunos expertos en este tipo de productos bancarios.

Añaden que las entidades ofrecieron las hipotecas a sabiendas de que la situación cambiaría: “La gente pilló la hipoteca porque en vez de mil iba a pagar 700; y ahora se encuentra de que va a pagar 1.200. Sin embargo, desde 2007 y 2008, el Banco Mundial tenía datos de que el euro se devaluaría frente al yen o el franco suizo”, asegura. “Y eso lo están teniendo en cuenta los jueces”, advierte.

Desde Sin Cláusulas animamos a los ciudadanos a denunciar: El 95% de los casos de abusos bancarios los están ganando los usuarios. A pesar de ello, solo el 5% de los afectados denuncia.

La banca cae de nuevo en malas prácticas

No Comments

En 2014 al entidad reguladora, el Banco de España, abrió expediente sancionador a cinco bancos y cooperativas de crédito por incumplir las normas básicas de transparencia en los servicios bancarios. En este aspecto las cláusulas suelo siguen siendo el mayor motivo de enfrentamiento entre las entidades y lo clientes, debido a la opacidad de estas cláusulas. El informe anual de supervisión del Banco de España explica que las entidades bajo investigación habrían incumplido la normativa, sobre todo, en lo referente a la negociación de préstamos con crédito hipotecario para la adquisición de viviendas. Esto se traduce en que la mayor fuente de problemas siguen siendo los contratos hipotecarios con cláusulas suelo.

A pesar de las sentencias dictadas en contra de estas cláusulas suelo, a pesar de que el Tribunal Supremo ha sentado jurisprudencia sobre la ilegalidad de este tipo de cláusulas abusivas, algunas entidades bancarias y cooperativas de crédito siguen aplicándolas en sus contratos hipotecarios. En el último año el número de demandas por cláusulas suelo ha sido de más de 15.500, frente a las 13.900 reclamaciones sobre otros asuntos bancarios. La falta de transparencia que rodea a este tipo de cláusulas suele ser el principal motivo de conflicto entre el cliente y la entidad.

Además de las cláusulas suelo, hay otros aspectos de estos contratos que resultan poco transparentes como las vinculaciones que se les exige a los clientes, como la contratación de un seguro de vida, planes de pensiones, las comisiones incluidas en los contratos o la cobertura de riesgos, todos estos aspectos suelen generar problemas entre el cliente y la entidad, sin embargo, los bancos son reacios a retirar todas estas condiciones tóxicas.

El organismo regulador del Banco de España insta a estos cinco bancos investigados a ceñirse a la legalidad vigente y a cumplir la normativa del Banco de España sobre la comercialización de créditos que exige a las entidades, entre otras cuestiones, actuar de forma imparcial y profesional; además, les exige evitar técnicas de venta que ocasionen que los clientes suscriban préstamos que no se adapten a sus deseos o necesidades y obliga a incluir los límites de los tipos de interés en el cálculo de la tasa anual del préstamo.

Además de estas prácticas, el Banco de España investiga a otras entidades y cooperativas por deficiencias en los mecanismos de control y gestión de riesgos, incumplimientos de obligaciones relativa a la salvaguarda de fondos (bancos que aconsejan inversiones de riesgo o la compra de productos híbridos y complejos), incluso por déficit de fondos propios con los que trabajar. Estas malas prácticas se suman a otras como la de trabajar con la denominación de “banco” sin tener la licencia necesaria, en este aspecto se revisaron cerca de 130 acciones publicitarias por incumplir con las normas básicas de transparencia.

Por otra parte, el organismo regulador del Banco de España está supervisando a casi medio millar de directivos del sector financiero. Se trata de 487 expedientes de idoneidad abiertos a los miembros de los consejos de administración y directores generales, de los cuales 336 (casi el 70%) corresponden a altos cargos de estas entidades de crédito.

A pesar de las numerosas demandas de los clientes, del escándalo que han supuesto esta clase de prácticas y de las pérdidas materiales que han supuesto para los clientes y para las mismas entidades financieras, éstas siguen aplicándolas en sus contratos, trabajando, como lo han hecho hasta ahora, al margen de la legalidad.

Se limita a un 2% el interés de demora

No Comments

En una nueva sentencia contra las prácticas abusivas de la banca española, el Tribunal Supremo ha fijado un límite a los intereses de demora que pueden cobrar los bancos en los préstamos personales (aquellos que no son hipotecas). El Alto Tribunal emite esta sentencia en la que estima que deben considerarse abusivos todos aquellos que superen en un 2% el interés que se venía cobrando de forma habitual al consumidor.

La sentencia del Pleno de la Sala Civil desestima los recursos interpuestos por el Banco de Santander y se apoya en la doctrina del Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Declara que en los préstamos personales, aquellos préstamos sin garantía hipotecaria, firmados por los consumidores, es abusiva la condición general que establece un interés de demora que supere en más de dos puntos porcentuales el interés remuneratorio.

Según explica el tribunal, la consecuencia práctica de esta sentencia es que los intereses de demora que superen ese 2% deben tenerse por no puestos. De esa forma, el consumidor pasaría a no pagar ningún interés de demora, tan sólo el llamado interés remuneratorio, es decir, el mismo interés que venía pagando de forma habitual antes de incumplir los pagos.

En la misma sentencia el Alto Tribunal declara que en los contratos bancarios concertados con consumidores se presume que las cláusulas constituyen condiciones generales de la contratación y que son susceptibles de que los tribunales controlen su posible “abusividad.

La excepción serían aquellos casos en que se pruebe cumplidamente la existencia de negociación y las contrapartidas que en ella obtuvo el consumidor. Sólo en esos se podrá cobrar más del 2%.

Esta sentencia trasciende ya que el Tribunal Supremo sienta doctrina al respecto. Este mismo criterio se aplicará a todos los casos similares que lleguen a los juzgados, pues en la gran mayoría de los casos, los intereses de demora son muy superiores al 2%.

StockPyme I – Bonificado del BBVA

No Comments

El Stockpyme es otro tipo de producto tóxico, estilo swap (una permuta financiera). Apareció junto a otro tipo de productos de alto riesgo como las preferentes.

Coloquialmente hablando el Stockpyme es una especie de “apuesta” entre el cliente y el banco sobre la evolución de los tipos de interés, con lo que si los tipos de interés suben el banco compensa al cliente con una cantidad, pero si los tipos bajan, es el cliente el que tiene que pagar al banco. Normalmente una cantidad mucho mayor de la que podría percibir el cliente.

El truco (porque lo tiene) consiste en que, los bancos, conscientes de que los tipos de interés iban a caer, lo comercializaron masivamente con el fin de conseguir ingresos y compensar la caída de estos. Aun sabiendo que esa caída iba a suponer, ya de por sí, unas pérdidas enormes para sus clientes.

A todas luces este es un trato desigual, y poco ético. Por un lado está el banco, con sus servicios de estudios con un conocimiento total de la situación del mercado, y por otro lado el cliente, que confía en su banco de toda la vida y cree que ha contratado un seguro de cobertura de todo tipo.

Método de comercialización del StockPyme I

En la mayoría de los casos, el producto se disfrazaba de seguro destinado a cubrir todos los riesgos derivados de una subida de intereses al contratar una hipoteca. A los clientes, se les ofrecía el producto por iniciativa propia del banco, una vez contratada la hipoteca.

En algunos casos, a los clientes ni se les entregaba una copia de la documentación referida al producto que estaban contratando. Por descontado, ni siquiera se les advertía de los riesgos derivados de generar liquidaciones, y mucho menos, sobre los enormes gastos derivados de la cancelación de este producto.

Vagas explicaciones

Por toda explicación sobre el tema de las Stockpymes, el BBVA se limitó a ofrecer un parco comunicado en el que aseguraba que había advertido algunos “errores” en la contratación de este producto, además de varios “fallos” en la comercialización de este tipo de contratos. Estos fallos consistían en la emisión junto a los contratos de un informe para la contratación de dichos productos, cada vez que la evaluación previa era de “No conveniente” o “Sin información”.

El error se achacó a un somero “fallo informático” en el programa que gestionaba los contratos.

Sentencias contra las StockPyme

Actualmente existen cientos de sentencias favorables a los clientes, por la comercialización de las Stockpymes. Gracias a estas sentencias se han anulado ya multitud de contratos.

Las sentencias suelen denegar a la entidad la cláusula que contiene el contrato de las StockPyme, por la que ambas partes se someten al arbitraje de la Cámara de Comercio. Los jueces no la consideran de aplicación, al no discutir la ejecución del contrato, sino su nulidad por vicio del consentimiento.

A su vez, la entidad ha sido condenada también, a causa de la falta de información en la contratación de los productos, pues BBVA no empleó la diligencia informativa exigida para clientes minoristas en la comercialización de productos complejos.