Noticias

¿Puede tu banco obligarte a sacar dinero de tu cuenta a través del cajero?

No Comments

Hoy en día, es cada vez más habitual que cuando se acude al banco a solicitar una retirada de crédito, los trabajadores de ventanilla le obliguen a dirigirse al cajero. Se ha convertido en norma obligarte a sacar dinero de tu cuenta a través del cajero.

En primer lugar, te indicaremos que los fondos que tengas depositados en una entidad de crédito en forma de depósito a la vista, es decir aquel dinero que tengas en una cuenta corriente al que se tiene acceso en cualquier momento y sin previo aviso, deberán ser puestos a tu disposición, en caso de solicitarlo, de forma inmediata mediante el uso de alguno de los medios contemplados en tu contrato.

Es por eso que tu entidad deberá atender, mediante la entrega de efectivo, la orden de pago solicitada con cargo a los fondos que tengas disponibles. Ahora bien, la forma en que las entidades de crédito prestan sus servicios de caja —entre los que se encuentran los reintegros— se ubica dentro del ámbito de la normativa interna de cada entidad.

Las obligaciones del banco ante el cliente y la retirada de efectivo en cajero

Esto tampoco significa que puedan obligarte a sacar dinero exclusivamente a través del cajero sea cual sea la cantidad que solicites. Si una entidad pretende prestar el servicio de caja exclusivamente a través de sus cajeros u otros mecanismos automáticos alternativos, sin que sus clientes puedan hacer reintegros en ventanilla para importes inferiores a determinada cantidad, la entidad deberá:

  • En primer lugar, acreditar la inclusión de la limitación en el contrato de la cuenta.
  • Si la circunstancia fuera sobrevenida, la entidad deberá comunicarte con carácter precio y de forma individual la entrada en vigor de estas restricciones con al menos dos meses de antelación.

En todo caso, la entidad está obligada a informarte sobre los medios que ponen a tu disposición para la prestación de servicios y de posibles restricciones que se pudieran establecer, debiendo figurar dicha información en el contrato de cuenta, para que de este modo, puedas decidir con criterio la entidad con la que quieres mantener abierta una cuenta bancaria.

Reclamaciones y problemas con los bancos

Sin embargo, el «problema de comportamiento» de los bancos no acaba ahí. A pesar del constante bombardeo de marketing de las entidades financieras con el fin de hacer creer a los usuarios que ellos son lo primero, cada año el Banco de España cierra con más de 30.000 quejas.

Muchas entidades, aunque no lo explican en sus contratos, han instaurado una especie de ley tácita que obliga al cliente a trabajar exclusivamente mediante los cajeros. Este cambio, en la gran mayoría de los casos no se ha explicado correctamente al usuario. Como hemos explicado, esto se debe anunciar de forma clara con dos meses de antelación, sin embargo los clientes se encuentran de la noche a la mañana con la imposibilidad de trabajar mediante la ventanilla.

A pesar de que la mayoría de los bonos a los empleados pasan por la satisfacción de los clientes, a diario nos encontramos con cosas que no deberían suceder.

Cajeros que no funcionan

Una de las quejas que más se repiten tienen que ver con el funcionamiento de los cajeros automáticos. Con la imposibilidad de sacar dinero en ventanilla, el cajero se convierte en la única herramienta disponible, pero, ¿qué pasa cuando no funciona?

El problema es que, en muchas ocasiones, los empleados de ventanilla no ofrecen una respuesta o una solución y se limitan a encogerse de hombros. En el peor de los casos, suelen responder con un «eso no es problema mío» y se lavan las manos. No lo decimos nosotros, son los textos de algunas quejas elevadas al Banco de España por clientes reales.

«Pues ponga una reclamación»

Personas que necesitan hacer un ingreso en caja, debido al gran volumen del ingreso, tarjetas bloqueadas, cajeros que no dan el dinero pero que retiran los fondos de tu cuenta… Existen una gran variedad de problemas ante los que no se ofrece solución.

En estos casos, cuando el cliente se queja en ventanilla, la respuesta suele ser un escueto: «esto es así, si no le gusta, ponga una reclamación».

Estas reclamaciones no suelen ir a ninguna parte. El banco, que no quiere mala propaganda, suele poner una solución rápida al asunto devolviendo el dinero o pidiendo disculpas al cliente. Casi siempre, una vez solucionada la reclamación el cliente se busca la vida y se cambia de banco.

Expertos en reclamaciones bancarias

En Sin Cláusulas somos expertos en reclamaciones bancarias de todo tipo. Si necesita ayuda o asesoramiento, disponemos de un equipo de expertos que se harán cargo de su caso y velarán por sus intereses frente a las entidades bancarias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 2 3 4 5